termo-electrico-instalacion

Instalación de termos eléctricos: lo que necesitas saber

 

Las palabras termo eléctrico y confort parece que van unidas, y como no puede ser de otra manera la instalación de estos termos tampoco resulta complicada. 

Para instalar este tipo de termos no es necesario hacer obras en el hogar y puede llegar a ser incluso más sencillo que instalar calderas de gas. Desde Tienda Chaffoteaux os recomendamos que este tipo de instalaciones sean realizadas por profesionales, ya que aunque sean sencillas, la mala manipulación y conexión del equipo puede resultar peligrosa cuando no se tiene experiencia en estas operaciones.

Antes de empezar con el cambiar termo eléctrico es importante conocer las siguientes piezas, ya que son muy importantes para lograr comprender su funcionamiento:

Manguito antielectrolítico: pieza de plástico que protege de la electrólisis, por lo que evita corrosiones y alarga la vida del termo. Se colocan 2, uno en cada una de las tomas, de agua fría y caliente.

Válvula de seguridad: sirve de válvula antiretorno y para vaciado del termo en caso de necesidad. Cuando la presión se eleva más allá de lo normal el sistema del termo expulsa el agua necesaria a través de la válvula. Una pequeña tubería plástica debe recoger este sobrante y derivarla al desagüe general.

Latiguillos reforzados: los latiguillos de los termos deben ser más resistentes de los que se instalan habitualmente en los grifos de la casa. Tienen que estar reforzados para resistir a las altas temperaturas que se consiguen en el agua.

Mezclador termostático: pieza opcional que ayuda a regular la temperatura que se quiere conseguir. Es un complemento de ahorro de energía en el termo, mejorando su eficiencia. Lleva una unión con el agua fría que entra y con la caliente que sale del termo.

Válvula reductora de presión: otra pieza opcional cuando no se tiene asegurada una presión regular en la acometida de la casa. Previene de los cambios bruscos de presión.

Los 6 pasos previos para instalar o cambiar termo eléctrico

  • Escoger dónde colocarlo: antes de ponerse manos a la obra el técnico deberá escoger el lugar de instalación adecuado. En cuanto a ubicación se refiere, se aconseja siempre ponerlo cerca de una toma de agua como en el baño o en la cocina para reducir el riesgo de tener pérdidas de temperatura. Respecto al tipo de termo, se debe tener en cuenta el espacio del que se dispone para escoger si el modelo debe ser vertical u horizontal y la capacidad que necesitaremos que tenga.En caso de que en la vivienda haya una sola persona, con termos eléctricos 50 litros tendremos agua suficiente para lavar los platos y ducharnos sin problema. Y si es una vivienda sin ducha o en la que solo necesitas agua caliente para lavar los platos y el lavabo siempre podemos escoger un termo eléctrico 30 litros.
  • Colgar el termo: lo primero que se debe hacer si queremos cambiar termo eléctrico es comprobar que la pared está en buenas condiciones para soportar el peso del termo lleno de agua. Una vez tengamos la pared adecuada el termo irá fijado a la misma que llevan incorporada en el tanque.
  •  Conectar termo con las tuberías: este paso es uno de los más sencillos. Los termos eléctricos llevan, en los latiguillos, cintas para diferenciar la entrada y salida. Azul para el agua fría (entrada) y Rojo para la caliente (salida). Estas marcas, la llevarán prácticamente todos los modelos independientemente que sean termo eléctrico 30 litros, termo eléctrico 30 litros o cualquiera sea su capacidad
  • Válvula de retorno: la válvula de retorno es un dispositivo de seguridad que se coloca en la entrada de agua fría, marcada en azul, para evitar que el agua caliente retorne a la tubería del agua fría y limitar la presión. Esto hace que el calderín quede protegido. Es muy importante que no montemos llaves de paso o sistemas de seguridad adicionales entre la válvula y el aparato ya que puede ser peligrosos y por eso no está permitido.
  • Llenar el termo: antes de enchufar el termo eléctrico a la red eléctrica es imprescindible que se llene de agua, ya que si no lo está al momento de enchufarlo se este se puede estropear. Para llenarlo de agua lo único que hay que hacer es abrir la llave de entrada del agua fría y la salida de agua caliente y cuando el termo esté completamente lleno empezará a salir agua caliente del grifo. Si abrimos todos los grifos de casa se contribuye a la purga del termo y la instalación del agua.
  • Conectar el termo: cuando el termo se encuentre lleno es el momento de enchufarlo a la red eléctrica y configurar el modo de trabajo. En cuanto conectemos el termo a la corriente, este se activará y comenzará con su ciclo de calentamiento.

 

Esperamos que esta breve explicación sobre las partes de un termo y cómo es su proceso de cambio e instalación os haya sido útil. Pero si queréis seguir recopilando información sobre el funcionamiento de los termos eléctricos podéis entrar en nuestro artículo “Cómo funciona un termo eléctrico” para seguir entiendo más sobre el funcionamiento de este tipo de termos. 

Recordad que podéis contar con nuestro servicio de asistencia técnica e instalación en 24 horas para vuestra mayor comodidad en laca. Siempre es mejor contar con la ayuda de un profesional para hacer este tipo de instalaciones y mantener la seguridad dentro del hogar. Confía en Tienda Chaffoteaux… ¡te esperamos!